domingo, mayo 22, 2005

=¿Estar Wars o Star Wey? (El hit Fantasma)=


Has de saber de la euforia que en fechas recientes desató el Episodio III (el sexto y último, cronológicamente hablando), de la Hexalogía de Star Wars que ahora acaba. A pesar de haber visto todas hasta el momento, yo no compartía del todo ese bonito entusiasmo, un tanto elevado en la opinión pública por la excelente mercadotecnia atrás de su publicidad (que el traje de Darth Vader, que el fin de los Jedi, que la madre de todas la batallas, etc.); incluso la miniserie que serviría de prólogo, Clone Wars, de excelente calidad tanto de técnica como de argumento (mejor incluso que el Episodio II), generaba enormes expectativas con el último de los capítulos, secuencialmente el momento álgido de la historia que George Lucas tuvo a bien desordenar desde el principio.

Curiosamente, el día anterior a mi asistencia a cine se me ocurre ver en Fox El Regreso del Jedi, el final de la historia, el punto medio cronologicamente hablando. Pude observar los detalles que agregaron para este efecto: cuando el imperio es derrotado al destruirse la última Estrella de la Muerte, escenas de los planetas que aparecen en la actual saga salen celebrando y desmembrando soldados imperiales, con todo y fuegos artificiales, Naboo incluido; el segundo agregado que pusieron y que NO me gustó pero que finalmente justifiqué fue al final, cuando todos los Jedi en la vida de Luke se materializan para atestiguar la victoria final de la Fuerza, efectuaron la sustitución de la "presencia" de Anakin Skywalker, originalmente el mismo actor que estaba bajo el disfraz de Darth Vader, por el actor que actualmente encarna Skywalker padre, Hayden Christensen. Esto es apropiado para aquellos que más adelante vean la saga completa en el orden correcto. Se me ocurre a mi.


El Sábado fui a la proyección de Episodio III. Sali un tanto triste, pero tampoco me fui brutalmente decepcionado.

George Lucas había declarado que no temía a un fracaso de taquilla, en parte porque ya tenía suficientes recursos monetarios. Ese tipo de declaraciones si que te animan.

Hay momentos que verdaderamente le reprocho al actor Christensen: en verdad tiene talento para mostrar una pasión sobrecogedora, es una lástima que sólo lo haga durante las escenas de pelea. Las escenas románticas con Padmé son las más gélidas que he visto en toda mi vida. Casi no tuvo pedos para unirse al lado oscuro ¿no?; es como si toda esa agilidad mental que el personaje se supone tiene se le hubiese desvanecido en el momento crítico; ni un puto conflicto interno, sólo se la pasa paseándose como niño berrinchudo en la sala del consejo y sale de la misma con más ganas de un despliegue adolescente que con la furia que nace del conflicto de intereses.

Eso si, mis respetos para Ewan McGregor, en verdad me la creí con Obi-Wan Kenobi y su descorazonamiento cuando debe de pelear con su alumno. Si apenas van a ver la película, podrán ver la mejor pelea de sables láser en toda la saga, hay momentos en los que no te puedes mover del asiento, ni respiras siquiera. Mejor le hubieran metido mano en El Regreso del Jedi para darle más candela a la batalla final, para que no se quedara tan atrás entre todas las de la saga (se supone que es LA batalla final pero bueh). de la historia ni se fijen, Lucas les da permiso de decepcionarse.

Nota de la redacción: Esta es la opinión del Hijo de Nadie, es válido que a otros les haya cambiado la vida, a mi no me la cambió.

Escupan sin rencor, the anger, the path to thy dark side is.


==========================================
Atte.

El Hijo de Nadie

8 comentarios:

Karen dijo...

Orales yo quiero verla, un dia de estos, ya que la marea baje, por que no pienso hacer una fila interminable si al fin voy a ver la misma pelicula otro dia. Jejeje no creo que a mi tampoco me cambie la vida, por que eso ni es. saludillos

Raquel Olvera dijo...

¡Qué pena! A mí me hicieron bailar vestida de blanco con zapatillas doradas y trencitas enrroscadas sobre las orejas cuando era niñita y nunca NUNCA he visto ni una de las películas. ¿Porqué será? ¿Rebeldía acaso?

Malakatonche dijo...

No hay tanta fila como se pudiera esperar Karen, vaya a verla.

Doña Raquel, usté si que es alternativa.

Pato Pascual dijo...

Querido hijo de nadie...
Cometiste un grave error, y era crearse espectativa sobre una pelicula de star wars. Yo aprendi de ello en el episodio II, el primero me gustó, y ya quería ver al imperio romper cabezas y en vez de ello salio un churraso sin sentido. Me prometí nunca volver a hacerlo. Por eso para esta tercera entrega me negue a ver clone wars, a investigar cualquier cosa más que las críticas del rottentomatoes y a ir con mi mayor escepticismo de modo que si algo me gustaba, cualquier cosa, ya sería una ganancia y no una decepción. Ni auto-engaño funciono, la pelicula me gustó por que me esperaba otro episodio II, si hubiera hecho de otro modo habría salido tirando pestes.
Creo que quien vaya a ver esta pelicula ya debe prepararse de antemano a las chafi-actuaciones, dialogos sin sentido y deficiencias directivas y en vez de ello tirarse bien en el sillon y prestar atención a la intensa acción, duras y ferreas batallas y vibrantes efectos especiales. Lucas no engaña a nadie con su facha de director, es el mejor en la industria técnica del cine, pero nada más. La historia está bien construida por que la toma de modelos de argumentación clásicos y eso es algo más o menos laudable, así que digamos que se hace solita casi casi sin la ayuda de la dirección de los actores. No es una joya cinematográfica, no es el gran plato de película, pero no sé por que siento que podría verla unas dos o tres veces más, es como comida chatarra para los ojos, rica al instante y hasta pegajosa, te llena la panza y "se te antoja", pero no es ni nutritiva ni sabrosa.

Mr. Cougar dijo...

Nunca he visto esas películas... tal vez algún día lo haga. Lo que me gusta hacer es ir al cine el día del estreno para burlarme de las decenas de Darth Vaders que veo en la fila para entrar, juar juar, eso sí que me anima el día... así como la declaración de George Lucas.

Seraphim dijo...

Odio eso de "esperaba algo mas", ¿que no pueden ir al cine sin esperar nada? No, se que no pueden. A final de cuentas yo debo declarar que para poder juzgarla debo verla unas diez veces más, aún la segunda vez que la vea estaré muy apendejado con la acción y la emoción.

Ser un fan ni es... pero pues la neta es que hay quienes lo tomamos de manera dogmática, ni preguntamos ni cuestionamos, nomás aceptamos que esa es su visión y que asi debió ser... después de todo es SU SAGA. Y asi nos la comemos.

Pedro J. dijo...

Tu madre no te quiere.

Ni suquiera sabes quién es tu madre.

davidborman dijo...

destruirte, debo ahora, mi enemigo ahora eres. jajajajajja no manches nunca habia entrado a tu blog y esta de poca, te seguiñre visitando, deja te pongo un mensaje al principio pa ke lo veas por si no teiens los de comments por mail